Categorías
Sin categoría

Limpieza bucal: ¿Cuántos tipos existen? ¿En qué consisten?

A pesar de tener una muy buena higiene bucal, siempre hay zonas de difícil acceso que tienden a acumular restos de comida. Esto genera una suciedad molesta que se debe eliminar.

¿Cómo hacerlo? Con una limpieza bucal. 

Pero, ¿Qué es una limpieza bucal? ¿Cuántos tipos existen y para qué usamos cada una de ellas? A continuación vamos a verlo.

¿Qué es una limpieza bucal?

Como hemos comentado, es muy difícil eliminar la placa bacteriana al 100% solo con el cepillo de dientes y el hilo dental. Cuando la placa bacteriana no se elimina, se mineraliza y se forma el sarro, que es una capa amarillenta que se adhiere al esmalte del diente.

El sarro, a su vez, ayuda a acumular más placa bacteriana y hace que sea mucho más difícil eliminarla de forma casera. La cuestión es que el sarro puede ser peligroso para tus dientes ya que la capa bacteriana va dañando los dientes e incluso puede llegar a provocar algunas enfermedades como, por ejemplo, la gingivitis o la periodontitis.

En los casos más extremos de acumulación de sarro se puede incluso a llegar a perder el diente.

Es por esto por lo que existe lo que llamamos limpieza bucal o dental. Consiste en que un higienista retire el sarro acumulado en los dientes para evitar estas enfermedades que hemos nombrado. Se debe realizar siempre en una clínica dental y a manos de profesionales.

¿Cuántos tipos de limpieza bucal existen?

Existen dos tipos de limpieza dental que se pueden realizar en una clínica profesional. Una es un tratamiento preventivo y la otra un tratamiento correctivo. La primera se realiza cuando un paciente tiene las encías sanas, mientras que la segunda se usa cuando el paciente ya tiene una enfermedad periodontal, relacionada con la acumulación de bacterias.

¿En qué consiste la limpieza bucal en pacientes con encías sanas?

Esta limpieza preventiva se realiza solo cuando el sarro se encuentra por encima de los dientes, es decir, que no se ha acumulado debajo de la encía. Esta limpieza es muy sencilla y se realiza en tres pasos:

Se aplica diente por diente un aparato de ultrasonido que emite una vibración muy pequeña y que ayuda a romper el sarro para que se despegue del esmalte y deje la superficie limpia.

Se pasa una cinta que pule el espacio que hay entre los dientes para poder eliminar el sarro que queda en la zona. Finalmente se pasa un hilo dental para acabar la limpieza.

El último paso es el de la fase de pulido, que se realiza con un cepillo y pasta granulada para eliminar las pequeñas manchas que se pueden haber acumulado en el esmalte.

Limpieza bucal en pacientes con una enfermedad periodontal

Este tipo de limpieza es mucho más profunda ya que se realiza cuando hay sarro acumulado debajo de la encía. En estos casos es necesario eliminarlo para que la enfermedad no vaya a más y se produzca la pérdida dental. Este procedimiento se realiza con anestesia local ya que puede resultar un poco molesto.

Recuerda realizar tus tratamientos dentales en centros especializados. No juegues con la salud de tu boca.

Categorías
Sin categoría

Consejos para una higiene bucal perfecta

Tener una buena salud dental es muy importante ya que, en general, tener una boca sana es reflejo de buena salud. Es por eso por lo que siempre recomendamos consultar con un especialista cualquier tipo de duda para mantener una higiene bucal perfecta. Debes tener en cuenta que el mantenimiento bucal no solo implica el lavado de dientes. Existen otra serie de cuidados a tener en cuenta.

Cuidados para mantener una buena higiene bucal

Saber cuáles son tus necesidades de salud oral. Cada persona necesita unos cuidados específicos, por ello es importante que cualquier tipo de duda sea consultada con un profesional, incluida la ingesta de medicamentos ya que cada pueden afectar de forma diferente según el individuo.

Mantener una buena rutina de higiene bucal. Esto es imprescindible. Sin una buena rutina de limpieza será imposible tener una salud dental óptima.

Usar hilo dental para evitar la placa bacteriana y evitar las caries dentales.

Llevar una dieta equilibrada es prioritario para tener unos dientes y encías saludables.

Eliminar de la dieta los alimentos azucarados.

¿Fumas? Déjalo para mantener una buena salud dental.

Examina tu boca de forma rutinaria para ver posibles cambios y acudir al dentista lo más pronto posible.

Visita a tu dentista de forma regular para un chequeo. De esta forma podrás comprobar que todo está correcto y que disfrutas de una buena salud dental. 

Usa flúor. El flúor favorece el desarrollo de los dientes y previene la caries dental tanto en niños como en adultos.

¿Cómo tener una buena rutina de higiene bucal?

Muchas personas piensan que lo único que deben hacer para tener una buena salud dental es lavarse los dientes dos veces al día, pero lo cierto es que no es así, hay mucho más. Entonces, ¿Qué hay que hacer para tener una buena rutina bucal?

Higiene diaria: el primer paso es tener una buena higiene diaria, lo que significa lavar los dientes cada día y después de cada comida. Es importante insistir en las zonas más difíciles para eliminar toda la suciedad posible.

Lavar la lengua: para conseguir una limpieza mucho más efectiva, se recomienda lavar la lengua ya que aquí se acumulan una gran cantidad de bacterias. Cepillar la lengua durante unos segundos puede ser clave para mantener la boca más sana.

Hilo dental: el hilo dental te ayudará a eliminar los restos de comida que el cepillo no ha podido eliminar y que terminan por acumularse en los huecos más escondidos de la zona bucal.

Enjuague bucal: para finalizar la rutina de higiene bucal, lo ideal es usar un enjuague bucal que termine de limpiar la zona oral.

Además de lo anterior, es importante disponer de un equipo de calidad para conseguir una limpieza más efectiva. Recuerda que es necesario cambiar de cepillo de dientes cada cierto tiempo para evitar su desgaste.

Con estos pasos no tendrás ningún tipo de problema para conseguir una buena rutina de limpieza bucal y para lucir una sonrisa mucho más sana y bonita. Y tú, ¿Cómo cuidas tu boca?

Categorías
Sin categoría

Cepillo de dientes, ¿Es mejor usar un cepillo eléctrico o manual?

¿Qué cepillo de dientes es mejor, uno manual o uno eléctrico? Lo cierto es que ambos cepillos pueden proporcionar un cepillado dental eficaz. Aún así, son muchas las personas que aún se preguntan qué cepillo es mejor usar y cuál es el más recomendable.

A pesar de que hay necesidades de todo tipo, es cierto que algunos cepillos eléctricos ofrecen más beneficios a la limpieza de dientes que los cepillos manuales, de ahí a que cada vez más personas se decidan a comprar los cepillos eléctricos. 

Ventajas de los cepillos eléctricos

La ventaja principal de algunos modelos de cepillos eléctricos es que ayudan a reducir más la capa bacteriana que los cepillos manuales, que es precisamente la responsable de la producción de algunas enfermedades bucales como la gingivitis o las caries.

Otra de las ventajas que proporciona el hecho de usar cepillos eléctricos es que el riesgo de abrasión del diente es menor ya que cuentan con un mecanismo de control de la presión que hace que sean menos proclives a erosionar la superficie dental.

Por otra parte, se ha comprobado que las personas que usan cepillos eléctricos están más tiempo cepillándose los dientes, lo cual es algo muy positivo ya que, en muchos casos, no se cumplen esos minutos mínimos que se recomienda en el cepillado de dientes.

¿Qué tipo de cepillo eléctrico es el mejor?

Para que se hagan efectivas estas ventajas, es importante usar los cepillos eléctricos que tienen un mecanismo oscilante-rotatorio ya que, además de girar, el cabezal del cepillo oscila sobre el diente y es capaz de alcanzar la zona donde termina la encía, que es precisamente donde se acumula más placa bacteriana.

¿Cuándo es mejor usar un cepillo manual?

A pesar de que el uso de los cepillos eléctricos supone algunas ventajas, hay ocasiones en las que siempre será mejor usar un cepillo manual.

¿Cuáles son?

Después de una cirugía. Las cerdas de un cepillo manual de calidad permiten un cepillado más suave. Además, también ayuda a controlar mejor la velocidad y a limpiar con más cuidado la zona sensible.

En personas que usan ortodoncia se recomienda, en general, un cepillado manual para evitar que se desprenda algún alambre o bracket en el cepillado. No obstante, si se usa un cepillo eléctrico deberá hacerse con mucho más cuidado, sin ejercer mucha presión en la zona.

En el caso de los niños, aunque no hay ninguna contraindicación que no recomiende los cepillos eléctricos en los más pequeños, sí que puede ser conveniente usar la técnica del cepillado manual para que vayan aprendiendo a lavarse los dientes. Además, también hay que tener en cuenta que existe una mayor oferta de cepillos de dientes manuales para niños con sus dibujos preferidos, y esto a ellos les encanta.

Así que, en definitiva, tanto el cepillo de dientes eléctrico como el manual son dos buenas opciones para mantener una buena salud dental. Lo importante es seguir las instrucciones de tu dentista de confianza para mantener una sonrisa de cine.

Categorías
Sin categoría

¿Cómo evitar sarro en los dientes?

El sarro, también llamado cálculo dental, es una masa que se forma alrededor de los dientes de un color amarillento como resultado de la calcificación de la placa dental. Está formado por bacterias, restos de comida y saliva, por lo que difícilmente se puede evitar, de ahí a que sea uno de los problemas bucales más comunes.

Claro está que, como con todo, siempre se puede intentar evitar la aparición de sarro entre los dientes. ¿Cómo? Vamos a ver a continuación algunos tips para poder evitar la acumulación de sarro en los dientes y encías.

Consejos para evitar el sarro en los dientes

Si sigues los siguientes consejos, es probable que no tengas que sufrir el cálculo dental, al menos no de forma habitual.Un buen cepillado de dientes cada día

Mantener los dientes limpios es fundamental para mantenerlos sanos. Es por eso por lo que uno de nuestros mayores consejos es el de cepillar los dientes cada día, al menos dos veces, y usar una pasta dentífrica de calidad que ayude a limpiar los dientes y a prevenir el sarro.

Es importante limpiar los dientes de forma circular durante, al menos, dos minutos. Se debe ejercer una ligera presión y escoger un cepillo de dientes de calidad, ya sea manual o eléctrico.

Usar hilo dental después del cepillado

Para evitar la acumulación de sarro en los dientes, es importante completar la limpieza con hilo dental después del cepillado.

Tener una buena alimentación

Llevar una buena alimentación resulta fundamental para mantener los dientes limpios y libres de sarro. Se deben evitar los alimentos azucarados, el café en exceso y el té negro. Asimismo, también conviene evitar el tabaco.

En caso de que se consuman estos alimentos, será necesario realizar un cepillado de dientes tras su consumo.

Alimentos que resultan beneficiosos para evitar el sarro

Existen ciertos alimentos que pueden ayudarnos a limpiar los dientes y, por tanto, a evitar la acumulación de sarro.

Vamos a conocer cuáles son:

Las frutas y verduras que tengan una textura dura ayudan a fortalecer las encías y, por tanto, ayudan a evitar el sarro. Un ejemplo de ello son las manzanas que, además de hacer que las encías no sangren, ayuda a limpiar los dientes y a mantener una buena alimentación.

Los zumos de frutas ácidas y exóticas también son una buena opción a la hora de evitar el sarro en la dentadura ya que eliminan los restos de comida. No obstante, es importante reducir su consumo al mínimo ya que, a la larga, estos alimentos pueden terminar dañando el esmalte.

Los fresones, a pesar de que tienen un color que ayuda a manchar los dientes después de su consumo, ayudan a evitar el sarro, por lo que es recomendable tomarlos y luego limpiar los dientes para quitar ese color rojizo que se queda en la dentadura.Acudir al dentista para una limpieza

Se recomienda acudir al dentista, al menos, una vez al año. Aquí, el profesional valorará si necesitas o no una limpieza bucal para eliminar la acumulación de sarro. La limpieza acabará con el problema de raíz.

Categorías
Sin categoría

¿Qué alimentos pueden manchar más los dientes?

A todos nos gusta tener los dientes blancos y perfectos. Es por eso por lo que siempre recomendamos mantener una salud bucal óptima y acudir al dentista ante cualquier tipo de problema dental. No obstante, por mucho que cuidemos de nuestros dientes, es probable que, alguna vez, te hayas encontrado con que te has manchado los dientes y no sabes cómo. 

Existen ciertos alimentos que pueden manchar tu dentadura e incluso generar caries si no se mantiene una buena higiene bucal. ¿Cuáles son esos alimentos que manchan los dientes que hacen que parezca que los tengamos sucios? 

Alimentos que manchan los dientes

A pesar de que los siguientes alimentos son más propensos a manchar los dientes, no significa que tengamos que eliminarlos de nuestra lista de consumo, simplemente será necesario hacer un lavado de dientes tras el consumo de estos alimentos.

Vino

A pesar de que existe la creencia de que solo el vino tinto mancha los dientes, lo cierto es que tanto el vino tinto como el vino blanco son grandes enemigos de los dientes blancos. El tinto es el que más daño ocasiona a la dentadura, estéticamente hablando, por su composición, pero el blanco tampoco se queda atrás.

El vino ataca a la dentadura por la presencia de acidez, de taninos y de cromógenos. Si se realiza un consumo habitual, puede llegar a oscurecer la dentadura, siempre y cuando no se mantenga un estricta higiene dental.

Café

El café es una de las bebidas más consumidas en el mundo y también una de las que más daño hace a la dentadura. Esto se debe a su alta concentración en cromógenos, que ayudan a amarillear la coloración natural de los dientes.

Refrescos y bebidas azucaradas

Los refrescos y las bebidas azucaradas tampoco se quedan atrás y es que no solo ayudan a dañar el color natural de los dientes, también contribuyen a la generación de caries. Esto ocurre porque las bebidas azucaradas, especialmente las energéticas, tienen una gran cantidad de ácido en su composición, de ahí a que el esmalte sufra con su consumo diario.

Aunque pueda parecer que el té es inofensivo, por eso de que se hace con agua o leche, lo cierto es que los taninos están muy presentes en esta bebida, de ahí a que la dentadura pueda cambiar su color debido a su consumo.

Salsa de soja

A pesar de que el uso de la salsa de soja se ha normalizado hace relativamente poco tiempo en nuestro país, lo cierto es que ahora es muy usada de forma particular, lo que hace que tengamos que incluirla en nuestra lista ya que está compuesta de agentes decolorantes que pueden dañar el color natural de los dientes.

Frutas y verduras con un color intenso

Arándanos, moras, cerezas, remolacha…, todas las frutas y verduras que tienen un color intenso son las que manchan los dientes. Eso sí, en este caso el problema reside en que el pigmento se adhiere a los dientes, pero nada que no pueda solucionarse con un buen enjuagado y una limpieza profunda de dientes tras su consumo.

Categorías
Sin categoría

¿Qué son las caries y cómo prevenirlas?

El cuidado de los dientes es imprescindible para mantenerlos sanos y fuertes. Hay que tener en cuenta que muchas enfermedades pueden estar originadas por una salud bucal inexistente, de ahí a que sea tan importante cuidar nuestra boca cada día. Pero, ¿Qué son las caries? ¿Cómo se originan y cómo podemos prevenirlas?

¿Qué son las caries?

La caries dental es la destrucción de los tejidos de los dientes que suelen estar causadas por la presencia de ácidos que se producen por las bacterias depositadas en las superficies dentales. 

En la aparición de caries interviene el estilo de vida personal ya que depende de la forma en la que se cuidan los dientes. Influye lo que comemos, la forma en la que cuidamos los dientes e incluso la pasta de dientes que usamos.

Las caries, aunque suelen estar más presentes en los niños, pueden originarse a cualquier edad. Los adultos son propensos a las caries si tienen una sequedad bucal importante.

Tipos de caries

No todas las caries son iguales. Existen varios tipos con diferentes características.

Caries de corona: estas son las caries más comunes. Se pueden dar tanto en adultos como en niños y suelen originarse sobre la superficie o entre los dientes.

Caries radicular: conforme avanzamos en edad, las encías se retraen y dejan expuestas parte de las raíces de los dientes. Las raíces, al no estar cubiertas por el esmalte, están más expuestas, por lo que pueden verse afectadas facilmente. 

Caries recurrentes: se suelen formar alrededor de coronas existentes o de las obturaciones. Estas zonas tienen tendencia a la acumulación de placa, de ahí a que se produzca la formación de caries de forma más rápida. 

Si no se tratan correctamente y a tiempo, las caries pueden destruir el diente y matar la zona de los nervios, lo que puede provocar un absceso, que es infección en el extremo de la raíz.

¿Cómo sé si tengo una caries?

Un dentista determinará si tiene o no una caries en su dentadura ya que se desarrollan debajo de la superficie del dientes. No obstante, con el paso del tiempo, el esmalte dental comienza a desmineralizarse y a mostrar la caries en la zona exterior. No esperes más si esto te ocurre y acude a tu dentista o podrás incluso perder el diente. 

¿Cómo puedo prevenir las caries?

Prevenir las caries es realmente sencillo ya que un cuidado básico de la dentadura te garantizará una estupenda salud bucal. No obstante, te recomendamos que tengas en cuenta los siguientes puntos:

Usa productos dentales con flúor.

Lleva una dieta equilibrada, sin alimentos azucarados o con almidones. Si ingieres algún alimento de este tipo, intenta que no sea entre comidas. Eso sí, después de cada consumición te recomendamos lavar tus dientes.

Visita a tu dentista, acude a revisiones periódicas.

Cepíllate los dientes al menos dos veces al día. También se recomienda usar hilo dental y enjuague bucal para garantizar una limpieza completa.

No consumir agua del grifo en zonas donde el agua natural traiga grandes cantidades de fluoruro.

Con estos consejos podrás cuidar tus dientes y tener siempre una sonrisa perfecta.

Categorías
Sin categoría

Preguntas Frecuentes sobre endodoncia

Si el dentista te ha dicho que debes hacerte una endodoncia y nunca te has hecho una, seguro que tienes muchas dudas. ¡Aquí te las resolvemos!

¿Qué es una endodoncia?

El término está compuesto por las palabras ‘endo’ (dentro) y ‘encía’ lo que indica que es un tratamiento que tiene que ver con los conductos radiculares del diente. Consiste en extraer el nervio dañado por un traumatismo, infección o inflamación. 

¿Es siempre exitosa?

El éxito de la endodoncia depende de la salud del paciente, de las fisuras previas en el diente, de la curvatura de los conductos o de algunos impedimentos que impidan la desinfección. No obstante, por norma general, no suele haber problemas con este tipo de intervención. 

¿Cuánto tarda?

Se realiza en una sola sesión y suele durar una media hora aproximadamente. Sin embargo, existe la posibilidad de que el diente se haya necrosado y se necesiten dos o tres sesiones para reparar el daño extirpando el nervio. 

¿Es doloroso?

No es doloroso siempre y cuando se use anestesia. 

¿Cómo se hace?

Existen tres fases en este tratamiento: Apertura de la encía en la que se elimina la caries y se accede a la cámara pulpar.  Limpieza y desinfección de los conductos.  Cierre con puntos. 

¿Tendrá molestias después?

Seguramente sí. Debes pensar que tienes una herida cosida en una zona húmeda que tardará en cicatrizar, pero el médico te recetará analgésicos para que lo sobrelleves mejor. Estas molestias se irán a los pocos días. 

¿Debo tener algún cuidado especial?

Sí, y de hecho, lo más común es que el dentista te dé un documento en el que resuma los cuidados. ¿Cuáles son algunos de estos?Masticar con el otro lado.  No comer nada ni demasiado frío ni demasiado caliente. No hacer ejercicio intenso en las primeras 48 horas para evitar hemorragias.  Tener cuidado con el cepillado para no darnos en la herida.  No usar colutorio el primer día para evitar irritación. 

¿Cuándo es necesario realizar una endodoncia?

Cuando la infección afecta al diente y perfora el esmalte dejando a la vista la encía, significa que hay una infección y que el nervio debe extraerse. 

¿Cómo puedo saber si necesito una endodoncia?

Los síntomas para reconocer la necesidad de una endodoncia sueñen ser: 

  • Dolor intenso. 
  • Hipersensibilidad. 
  • Hinchazón. 
  • En ocasiones excepcionales, fiebre. 

¿Se puede hacer si hay flemón?

Sí, de hecho es el tratamiento más adecuado para tratar este tipo de infecciones. 

¿Hay alguna alternativa a la endodoncia?

Cuando la endodoncia no soluciona el problema adyacente, la única opción válida pasa por extraer el diente y sustituirlo por una prótesis. 

Si tienes más preguntas y quieres asesoramiento, te invitamos a consultar con nosotros y dejarnos aconsejarte sobre el tratamiento más adecuado en tu caso. 

Categorías
Sin categoría

Preguntas Frecuentes sobre Blanqueamiento Dental

El blanqueamiento dental se ha posicionado como uno de los tratamientos estéticos más demandados pues nos hace sentir bien con nosotros mismos. Si te estás planteando la idea de hacerte uno, tal vez haya muchas preguntas en tu mente. Vamos a responderte todas. 

¿Daña el esmalte?

Es posible que muchas personas te hayan aconsejado no hacerte un blanqueamiento dental con la base de que daña el esmalte. Lo que hace el blanqueamiento dental es limpiar el esmalte eliminando la suciedad y manchas que se adentran en él. A través de los poros. Por tanto, no daña el esmalte, lo limpia. 

¿Quedarán blancos mis dientes?

La blancura conseguida dependerá de cada paciente. Los tonos suelen bajar entre 2 y 12 aunque se basará en la tinción y el color natural del paciente. No esperes ver tus dientes como los de las modelos o famosos de las revistas. Es más, debes saber que en su mayoría, no se han hecho un blanqueamiento dental, sino que se han puesto carillas para perfeccionar la forma y el color de sus dientes. No obstante, antes de someterte al tratamiento, puedes consultar con tu dentista cómo quedarán tus dientes, aproximadamente. 

¿Cuántas sesiones son necesarias?

Para blanquear los dientes y limpiarlos en profundidad solo es necesaria una sesión de una hora. 

¿Es doloroso?

No, en absoluto. No sentirás nada, ya que se lleva a cabo con un producto específico y luz láser. Si es un poco incómodo por la posición que debe toar la boca, pero es sencillo gracias a los accesorios que ayudan a ello.

¿Cuánto duran los resultados?

Ya no tendrás los dientes tan teñidos como ahora, pero se recomienda repetir el tratamiento cada año o cada dos. 

¿Produce sensibilidad?

Aunque la norma general es que no, algunos pacientes han dado constancia de una sensibilidad dental los dos primeros días tras el tratamiento. Esto dependerá del grosor y la calidad de los dientes de cada persona. 

¿Son efectivos los productos blanqueadores que venden en farmacias o en internet?

Hay que entender que estos productos tienen una baja concentración de producto y de luz, por lo que no suelen ser efectivos. No solo eso, sino que muchos de ellos contienen partículas abrasivas que sí dañan el esmalte. 

¿Quién puede someterse a un blanqueamiento?

Cualquier persona mayor de 18 años puede hacerse un blanqueamiento dental, especialmente si fuma, toma mucho café o tiene malformaciones en el esmalte. Para menores de 18 hay que consultar con el especialista para que analice los dientes y la resistencia de estos. 

¿Se blanquean mis coronas?

Las coronas de cerámica no se blanquean. Del mismo modo que tampoco se tiñen. Si el blanco conseguido en tus dientes es diferente, puedes cambiar las coronas. 

¿Puedo seguir fumando tras el blanqueamiento?

Lo mejor es evitarlo las primeras 48 horas, aunque si dejas de fumar, el efecto durará más tiempo. ¿Quieres hacerte un blanqueamiento dental? Habla con nosotros y te asesoraremos en lo que necesites.