Fernando vino a la consulta después de haber ido a preguntar a otras clínicas. En todas le ofrecieron hacer el tratamiento con brackets, y en no menos de 3 años. Nosotros le dimos la que en ese momento consideramos que era la mejor opción. Y a día de hoy estamos aún más convencidos de que es la mejor técnica ortodóncia que hay. Con Invisalign lo tuvimos resuelto en 14 meses. La colaboración por parte de Fernando fue máxima, y sin su colaboración hubiera sido imposible este resultado. Lo bueno, es que a él no le importaba, ya que al ser cómodo y estético, le resultó muy sencillo.

En este caso tuvimos que quitar un incisivo inferior, debido a que estaba en mal estado antes de empezar el tratamiento, y la muela del juicio superior derecha por el mismo motivo, y que nos facilitaba el tratamiento.

ortondoncia-madrid-002
Call Now Button
×