Miguel es boxeador. Él ya conocía el sistema Invisalign, y sabía que era lo que más le convenía, tanto por comodidad, por estética, pero sobretodo por su profesión, ya que a veces se lleva golpes en la cara. Con este sistema evitamos que los aparatos se claven en el labio en caso de impactos. No sólo con el boxeo, sino con cualquier otro deporte donde pueda haber impacto, está indicada este tipo de aparatología. Quizás este ha sido el caso más rápido de la historia de la consulta. En 16 semanas estaba resuelto, y finalizado. Obviamente él fue muy colaborador, y así las cosas son más fáciles.

Miugel-ortondoncia-madrid-122
Call Now Button
×