Categorías
Sin categoría

Cepillo de dientes, ¿Es mejor usar un cepillo eléctrico o manual?

¿Qué cepillo de dientes es mejor, uno manual o uno eléctrico? Lo cierto es que ambos cepillos pueden proporcionar un cepillado dental eficaz. Aún así, son muchas las personas que aún se preguntan qué cepillo es mejor usar y cuál es el más recomendable.

A pesar de que hay necesidades de todo tipo, es cierto que algunos cepillos eléctricos ofrecen más beneficios a la limpieza de dientes que los cepillos manuales, de ahí a que cada vez más personas se decidan a comprar los cepillos eléctricos. 

Ventajas de los cepillos eléctricos

La ventaja principal de algunos modelos de cepillos eléctricos es que ayudan a reducir más la capa bacteriana que los cepillos manuales, que es precisamente la responsable de la producción de algunas enfermedades bucales como la gingivitis o las caries.

Otra de las ventajas que proporciona el hecho de usar cepillos eléctricos es que el riesgo de abrasión del diente es menor ya que cuentan con un mecanismo de control de la presión que hace que sean menos proclives a erosionar la superficie dental.

Por otra parte, se ha comprobado que las personas que usan cepillos eléctricos están más tiempo cepillándose los dientes, lo cual es algo muy positivo ya que, en muchos casos, no se cumplen esos minutos mínimos que se recomienda en el cepillado de dientes.

¿Qué tipo de cepillo eléctrico es el mejor?

Para que se hagan efectivas estas ventajas, es importante usar los cepillos eléctricos que tienen un mecanismo oscilante-rotatorio ya que, además de girar, el cabezal del cepillo oscila sobre el diente y es capaz de alcanzar la zona donde termina la encía, que es precisamente donde se acumula más placa bacteriana.

¿Cuándo es mejor usar un cepillo manual?

A pesar de que el uso de los cepillos eléctricos supone algunas ventajas, hay ocasiones en las que siempre será mejor usar un cepillo manual.

¿Cuáles son?

Después de una cirugía. Las cerdas de un cepillo manual de calidad permiten un cepillado más suave. Además, también ayuda a controlar mejor la velocidad y a limpiar con más cuidado la zona sensible.

En personas que usan ortodoncia se recomienda, en general, un cepillado manual para evitar que se desprenda algún alambre o bracket en el cepillado. No obstante, si se usa un cepillo eléctrico deberá hacerse con mucho más cuidado, sin ejercer mucha presión en la zona.

En el caso de los niños, aunque no hay ninguna contraindicación que no recomiende los cepillos eléctricos en los más pequeños, sí que puede ser conveniente usar la técnica del cepillado manual para que vayan aprendiendo a lavarse los dientes. Además, también hay que tener en cuenta que existe una mayor oferta de cepillos de dientes manuales para niños con sus dibujos preferidos, y esto a ellos les encanta.

Así que, en definitiva, tanto el cepillo de dientes eléctrico como el manual son dos buenas opciones para mantener una buena salud dental. Lo importante es seguir las instrucciones de tu dentista de confianza para mantener una sonrisa de cine.