Categorías
Sin categoría

¿Cómo funciona la ortodoncia invisible? Consigue dientes perfectos de la manera más estética

Hace unos años cuando pensábamos en conseguir una alineación perfecta en nuestros dientes era inevitable relacionar este proceso con los brackets, un tratamiento eficaz pero que a mucha gente le desagrada por su estética. Hoy en día casi todo el mundo ha oído hablar del desarrollo de la ortodoncia invisible, te resolvemos aquí algunas dudas que puedas tener sobre este tratamiento.

En qué consiste la ortodoncia invisible  

La ortodoncia invisible utiliza un sistema de férulas de plástico que se colocan en los dientes ejerciendo movimiento sobre ellos de manera continuada hasta que progresivamente los va colocando en la alineación correcta. Esta técnica se utiliza para solucionar distintos problemas de mordida o de alineación dental como pueden ser el diastema o la sobremordida. Como hemos dicho consiste en un sistema de férulas, según el problema a tratar se utilizará mayor o menor número, por lo que cuando una férula haya cumplido su función, se pasará a otra y así sucesivamente hasta que se consiga el resultado esperado. Estas férulas son retirables por lo que el paciente puede quitárselas cuando lo necesite, para comer, lavarse los dientes, etc. Aunque hay que tener en cuenta que se recomienda utilizarlas 22 horas al día.

Ventajas respecto a la ortodoncia tradicional

Estética: La estética es una de las principales ventajas que ofrece este tratamiento, ya que a diferencia de los brackets, apenas se aprecia a la vista, las férulas suelen ser transparentes y se adaptan a nuestros dientes por lo que pasan bastante desapercibidas.

 Higiene: Es un tratamiento más higiénico, ya que al poder extraerse podemos retirarlas en la comida y al lavarnos los dientes y a su vez lavarlas de manera independiente proporcionando así una mayor higiene.

Comodidad: El hecho de que sean férulas extraíbles proporciona mayor comodidad, ya que quitarlas y ponerlas suele ser bastante sencillo y a la hora de comer evita problemas como que se queden restos de comida en los brackets, así mismo, a la hora de realizar deporte también las podemos extraer. Un problema de los brackets era que si se realizaban deportes de contacto o incluso si recibes algún golpe en algún deporte, con un balón, por ejemplo, existía el riesgo de que algún bracket se rompiera y hubiera que sustituirlo, este tipo de ortodoncia al ser extraíble nos permite hacer deporte sin riesgo a que se rompa, aunque como hemos dicho es importante llevarla el máximo de horas posible al día. Además dependiendo del problema a tratar, también suele requerir menos tiempo de uso que los brackets, aproximadamente 18 meses, aunque pueden ser más o menos dependiendo de la complejidad del tratamiento.

No dudes en solicitar información  

Si te interesa este tipo de tratamiento o tienes alguna duda más sobre su funcionamiento, precio, etc. Recuerda que en simetría dental cuentas con un equipo de odontólogos expertos y de confianza así que no dudes en contactarnos