Categorías
Sin categoría

Consejos para una higiene bucal perfecta

Tener una buena salud dental es muy importante ya que, en general, tener una boca sana es reflejo de buena salud. Es por eso por lo que siempre recomendamos consultar con un especialista cualquier tipo de duda para mantener una higiene bucal perfecta. Debes tener en cuenta que el mantenimiento bucal no solo implica el lavado de dientes. Existen otra serie de cuidados a tener en cuenta.

Cuidados para mantener una buena higiene bucal

Saber cuáles son tus necesidades de salud oral. Cada persona necesita unos cuidados específicos, por ello es importante que cualquier tipo de duda sea consultada con un profesional, incluida la ingesta de medicamentos ya que cada pueden afectar de forma diferente según el individuo.

Mantener una buena rutina de higiene bucal. Esto es imprescindible. Sin una buena rutina de limpieza será imposible tener una salud dental óptima.

Usar hilo dental para evitar la placa bacteriana y evitar las caries dentales.

Llevar una dieta equilibrada es prioritario para tener unos dientes y encías saludables.

Eliminar de la dieta los alimentos azucarados.

¿Fumas? Déjalo para mantener una buena salud dental.

Examina tu boca de forma rutinaria para ver posibles cambios y acudir al dentista lo más pronto posible.

Visita a tu dentista de forma regular para un chequeo. De esta forma podrás comprobar que todo está correcto y que disfrutas de una buena salud dental. 

Usa flúor. El flúor favorece el desarrollo de los dientes y previene la caries dental tanto en niños como en adultos.

¿Cómo tener una buena rutina de higiene bucal?

Muchas personas piensan que lo único que deben hacer para tener una buena salud dental es lavarse los dientes dos veces al día, pero lo cierto es que no es así, hay mucho más. Entonces, ¿Qué hay que hacer para tener una buena rutina bucal?

Higiene diaria: el primer paso es tener una buena higiene diaria, lo que significa lavar los dientes cada día y después de cada comida. Es importante insistir en las zonas más difíciles para eliminar toda la suciedad posible.

Lavar la lengua: para conseguir una limpieza mucho más efectiva, se recomienda lavar la lengua ya que aquí se acumulan una gran cantidad de bacterias. Cepillar la lengua durante unos segundos puede ser clave para mantener la boca más sana.

Hilo dental: el hilo dental te ayudará a eliminar los restos de comida que el cepillo no ha podido eliminar y que terminan por acumularse en los huecos más escondidos de la zona bucal.

Enjuague bucal: para finalizar la rutina de higiene bucal, lo ideal es usar un enjuague bucal que termine de limpiar la zona oral.

Además de lo anterior, es importante disponer de un equipo de calidad para conseguir una limpieza más efectiva. Recuerda que es necesario cambiar de cepillo de dientes cada cierto tiempo para evitar su desgaste.

Con estos pasos no tendrás ningún tipo de problema para conseguir una buena rutina de limpieza bucal y para lucir una sonrisa mucho más sana y bonita. Y tú, ¿Cómo cuidas tu boca?