¿Qué tipo de implantes dentales hay?

Incluso para personas que tengan buenos hábitos de higiene bucal, la pérdida o deterioro de las piezas dentales es un proceso inevitable. Sin embargo, este problema tiene una solución sencilla. Los especialistas en odontología recomiendan el uso de implantes dentales, una técnica que permite reemplazar el diente o dientes perdidos y recuperar una sonrisa natural y saludable. Esta es una de las mejores opciones, pues son firmes, fuertes, resistentes y, en la mayoría de los casos, son útiles durante muchos años e incluso durante toda la vida.

Por lo general, se consideran principalmente dos tipos de implantes dentales, estos son: implantes dentales endo-óseos (osteointegrados) y los subperiósticos (yuxta-óseos). Estos últimos pueden ser cilíndricos, de tornillo o laminados.

Pero también, en función de su colocación, los implantes se clasifican a su vez en all on 4 y all on 6, de carga inmediata y en dos fases.

Principales tipos de implantes dentales

Conocer los distintos tipos de implantes dentales es útil, pues te ayudará a entender los ventajas y desventajas de cada una de las opciones, y a comprender mejor el proceso para afrontar la intervención más tranquilamente. Ahora bien, es tu dentista de confianza quien conoce mejor la situación de tu dentadura y quien podrá asesorarte de la manera más correcta.

Implantes subperiósticos: este tipo de implantes dentales se comparan con una silla de montar, pues la estructura metálica rodea el diente. Se instalan debajo del tejido de las encías, dejando unos pequeños salientes de la estructura que servirán de soporte para las piezas dentales nuevas. Principalmente, este tipo de implantes se utiliza para pacientes que no pueden usar dentaduras convencionales y que tienen una altura ósea mínima.

Implantes osteointegrados: estos implantes se instalan directamente en el maxilar, perforando un orificio piloto en el hueso alveolar, donde se ubicaría una pieza con forma cilíndrica o de tornillo, que serviría de anclaje para el diente de reemplazo. Como su nombre indica, la nueva pieza dental se incorporaría dentro de los huesos de la mandíbula. Este tipo de implantes no es aconsejable para menores de edad, pues están en periodo de crecimiento.

Se dividen en tres grupos: cilíndricos, de tornillo y laminados. En todos ellos se utilizan piezas de titanio, de porcelana o circonio, escogiendo un material y otro dependiendo de la forma y ubicación del diente.

Tipos de implantes dentales en función de la colocación All on 4 y all on 6:  en el caso de los pacientes que hayan sufrido una pérdida total o parcial de sus piezas dentales, estas técnicas instalan de manera simultánea un arco completo de cuatro implantes y hasta seis implantes. Ambas modalidades ofrecen rapidez en el tratamiento, pues requieren un número menor de intervenciones.

De carga inmediata: entre 24 y 48 horas después de la instalación del implante, se procede a colocar una prótesis provisional. Esta técnica está pensada para pacientes que han perdido uno o varios dientes o han sufrido un grave deterioro de estos.

En dos fases: la colocación del implante se realiza en dos fases quirúrgicas. En primer lugar, se coloca el implante y un pequeño tornillo encima, en la segunda fase se procede a instalar un tapón de cicatrización sobre el implante, permitiendo que los tejidos de alrededor sanen.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¿Cuánto cuesta un implante dental en Madrid?

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?